LO QUE JESÚS ESPERA

Lucas 4:39 E inclinándose hacia ella, reprendió a la fiebre; y la fiebre la dejó, y levantándose ella al instante, les servía.

hoy saltaba a mi vista la actitud de varias personas, entre ellas la suegra de Pedro, la cual fue sanada “y levantándose ella al instante, les servía.”

Jesús la sana y ella por amor y gratitud inmediatamente le servia, y es la misma actitud que tuvo Pedro, Juan, Jacobo y leví

Lucas 5:11 Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

Lucas 5:28 Y dejándolo todo, se levantó y le siguió.

Esta es la actitud que Dios espera con cada uno de nosotros, que cuando Jesús llame a nuestra puerta, le recibamos y de una le sirvamos, me impactaba los discípulos, ellos dejaban absolutamente todo (Casa, familia, trabajo, etc) para seguir a Jesús y dedicarse a la obra para la cual los estaba llamando.

Muchos de nosotros no le correspondemos así a Jesús, estamos tan apegado a las cosas del mundo a nuestra casa, trabajo, carro, novia… que preferimos esas cosas que consagrarnos al ministerio, a las cosas que realmente valen la pena y que tendrán recompensa en los cielos.

Mateo 6:19-21 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;
20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.
21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro
corazón.

Examinémonos nosotros mismos y miremos con detenimiento que es lo que predomina en nuestro corazón, si es Dios, entonces debes estar enfocado en su obra, haciendo los ajustes necesarios para que siempre le estemos sirviendo y agradando en todo y si te ha llamado al ministerio entonces estarás dispuesto a dejarlo todo por causa de la obra de Cristo.

Filipenses 3:7-8 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 
3:8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, 

Pero si no es Dios el que tiene el primer lugar en tu corazón, entonces te animo a que le entregues tu corazón y las riendas de tu vida, todas tus cosas y le sirvas.

Y ajá nos vemos mañana. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s