¿JESÚS EL GENIO DE LA BOTELLA?

Lucas 23:8 Herodes, viendo a Jesús, se alegró mucho, porque hacía tiempo que deseaba verle; porque había oído muchas cosas acerca de él, y esperaba verle hacer alguna señal
23:9 Y le hacía muchas preguntas, pero él nada le respondió. 
23:10 Y estaban los principales sacerdotes y los escribas acusándole con gran vehemencia. 
23:11 Entonces Herodes con sus soldados le menospreció y escarneció, vistiéndole de una ropa espléndida; y volvió a enviarle a Pilato. 

Esta actitud de Herodes es la que muchos de nosotros tenemos ante Jesús, Herodes deseaba ver a Jesús, deseaba estar con él y hasta ahí suena bien, pero con el propósito de verle hacer alguna señal, Herodes no lo buscaba como su Dios, no buscaba tener una relación con Jesús, sino que lo que quería era entretenimiento, señal, que Jesús sólo cumpliera con sus deseos, y al ver que Jesús no respondía ninguna pregunta y tampoco hacia señales que él esperaba ver, terminó menospreciando y escarneciendo a Jesús.

¿Con que propósito nos acercamos  a Jesús?

¿Eres como Herodes, que buscas a Jesús sólo por que necesitas un favor de él, llámese trabajo, salud, dinero,  etc…? muchas veces somos así, buscamos a Jesús como el genio de la botella, solo para que cumpla nuestros deseos y solucione nuestros problemas. Estamos tan mal enfocados como Herodes que si buscas a Jesús con ese propósito, encontrarás de él lo mismo que encontró Herodes nada y nuestra actitud será la misma de Herodes, lo menospreciamos, ignorando a Dios en nuestra vida, solo porque Jesús no cumplió nuestro deseo, no hizo el milagro que esperábamos, solo porque no fue parte de nuestro espectáculo, de nuestro circo.

Ojalá te acerques a Jesús y desees estar con él con el propósito correcto, el querer que Jesús sea tu Dios, sea tu amigo, sea tu confidente, el de tener una relación personal, íntima con él, que te acerques a Jesús porque le amas, porque él te amo primero, entregando su vida en una cruz por amor a ti y entonces tendrás de Jesús toda la atención. Y las señales que esperabas de él, ya no serán necesarias porque tu enfoque es en las cosas eternas y no en las pasajeras de este mundo, por que en él lo tenemos todo, en él estamos completos, porque él suple todas nuestras necesidades.

Salmos 37:3-5 Confía en Jehová, y haz el bien;
Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad.
4 Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
5 Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en él; y él hará.

Y ajá nos vemos mañana. 🙂

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s