POR AMOR A LA OBRA…

2 Corintios 12:15 Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque amándoos más, sea amado menos

Impactante el ejemplo que nos da Pablo de su amor para con Dios de su amor para con la obra, de su amor para con las almas perdidas, él estaba dispuesto a gastar su dinero en la obra “gastaré lo mío”, Pablo sabía donde realmente estaba atesorando y tenía bien claro que su banco no estaba en este mundo sino en los cielos Mateo 6:19-20 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Así es, Pablo tenía su corazón en la obra y por eso gastaba todo lo que tenía en la obra de Dios, el sabia que en este mundo estaba de pasada, que su mundo no es su hogar y que su peregrinar era corto. Y no solo daba de su dinero sino que daba su vida por amor a la obra, “yo mismo me gastaré del todo”, no le importaba que lo azotaran, no le importaba que lo encarcelaran, no le importaba que lo apedrearan, no le importaba ser asesinado si la causa era la causa de Cristo, trabajaba todo el tiempo y su pensamiento y su sentir siempre era en la obra.

Y por último no esperaba ser recompensado, el trabajaba en la obra sin interés alguno  “aunque amándoos más, sea amado menos.” porque lo hacía para el Señor, con todo su amor y  sabía que su recompensa era en el cielo y era eterno, el sabía que el único merecedor de la gloria era su Señor. 1 Corintios 10:31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

Pablo lo aprendió de Jesús por que el nos dejo ejemplo en todo. 2 Corintios 8:9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.  Jesús siendo Dios se hizo hombre, siendo rico se hizo pobre, teniendo toda la gloria se despojo de ella Filipenses 2:5-8 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesúsel cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 

Éste mismo sentir es el que debe tener cada creyente, en vivir y darlo todo por la obra y el avance del reino de Dios.

Doy gracias a Dios por mis pastores y nuestros misioneros de nuestra iglesia, porque este mismo sentir que hubo en Cristo también lo hay en ellos.

Mi hermano que amemos la causa de Cristo, que vivamos por ella y que nos demos a ella.

Y ajá nos vemos mañana. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s