PEDÍS MAL…

Santiago 4:3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. 

Hoy llama mi atención este versículo, el cual nos hace caer en cuenta porque muchas de las peticiones que hacemos a Dios no son respondidas.

Y nos dice que pedimos y no recibimos y es porque pedimos mal, porque no tenemos un buen propósito en lo que pedimos o más bien nuestro propósito no va acorde con los propósitos de Dios, porque pedimos para nuestros deleites, porque pedimos para las cosas de este mundo, porque pedimos por y para las cosas materiales y no pedimos conforme a la voluntad de Dios, para las cosas que son eternas y por las que realmente valen la pena.

1 Juan 5:14-16 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida;

Ahora esto no quiere decir que no pidamos por esas cositas que todos queremos tener, sino que nos enfoquemos en buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, que en nuestro corazón sea Dios ocupando el primer puesto y viviendo por las cosas que realmente vale la pena, que lo demás vendrá por añadidura, o sea por mantenernos fieles, lo demás, esas cositas serán añadidas,  porque Dios sabe de que cosa tenemos necesidad.

Mateo 6:32-33 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Dios es un buen Padre para con sus hijos y él está esperando que nosotros le lleguemos a él y le pidamos y él nos va dar todas las cosas que necesitamos para cumplir su voluntad y aun nos consiente y termina dándonos esas cositas.

Mateo 7:7-11 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Y ajá nos vemos mañana. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s