COCINANDO EL PECADO

Este libro de Génesis es tan rico en sabiduría que provoca es leer un solo capitulo para ir exponiéndolo poco a poco, pero cuando empiezo a leerlo es como cuando pruebas el postre que más te gusta que después no puedes parar hasta terminarlo todo jejejejeje.

De tantas cosas que encontraba en estos diez capítulos que leí hoy, me llamo la atención la actitud de Lot y es la actitud por la cual muchos creyentes suelen pasar, es la de dejarse fascinar por el mundo y de ir alejándose poco a poco de Dios hasta llegar a caer hasta el lugar más bajo y perderse de las bendiciones de Dios por algo temporal y pasajero que se va quemar.

Se encontraba Abram y Lot viviendo en la misma tierra después de que Dios  ha llamado a Abram y dado la promesa de que hará de él una nación grande. Pero a Abram y a Lot Dios los fue enriqueciendo de gran manera, tanto que empiezan a tener problemas los pastores de los rebaños uno con el otro a raíz que la tierra se hace pequeña por la cantidad de bienes que tienen, así que deciden separarse y Abram le dice a Lot  que escoja a que tierra se iría  y lo primero que hace Lot es alzar sus ojos pero para enfocarlos en lo que el mundo podía ofrecerle.

Génesis 13:10 Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. 

 Todo empieza con una simple mirada, Lot había mirado al mundo y se había dejado fascinar por una tierra que parecía como el huerto de Jehová; muchas cosas parecen buenas como si vinieran de Dios pero si nos fijamos bien es en dirección opuesta a donde está Dios y Lot había escogido ir en dirección de Zoar que significa pequeña, tanto escoger para escoger algo pequeño y así es, las cosas del mundo jamás serán más grande que las de Dios y lo peor es que Zoar quedaba en dirección de Sodoma y Gomorra.

Sabes caer en lo más bajo no es de la noche a la mañana, es algo que se va dando poco a poco así fue con  Lot el fue acercando su casa poco a poco, cada vez más cerca a Sodoma hasta llegar abitar en Sodoma.

Génesis 13:12 Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma.  

Esto pasa con el creyente que cae en pecado, el cual permite que el pecado se esté cocinando día tras día y empieza con una sola mirada, sabemos que la primera mirada es gratis, pero muchos vuelven a mirar y ahí es cuando empezamos a cocinar el pecado, hasta que el pecado es consumado y por ende perdidos y metidos en problemas hasta el cuello.

Recordando como se cocina un sapo, si tu metes un sapo en agua caliente él salta y no se deja cocinar, pero si metes el sapo en agua fría y lo pones a fuego lento, el sapo se va adaptando al clima, tanto se adapta el sapo que jamás se da cuenta que se está cocinando, hasta tener un sancocho de sapo.

Tal cual es con el creyente poco a poco se va adaptando y alejándose de Dios hasta llegar a estar en su inmundicia y envuelto en pecado y destruido por el diablo.

Santiago 1:14-15 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. 

y por último recordemos que todo lo que hay en éste mundo se va quemar, así fue con Lot, todo lo que había construido en el mundo, todo por lo que había dedicado su vida, todos sus tesoros se habían quemado en el juicio de Dios.

Génesis 19:15, 24-25 Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad…  Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.

Lot y su familia es tipo de la iglesia y Dios los salva de la tribulación y del juicio venidero, Dios cumple su Palabra. 

¿A donde estás apuntando, en que te estás enfocando, en las cosas de Dios o en el mundo?

¿Que pecado estás cocinando?

¿Donde están tus riquezas en el mundo o en el cielo?

Y ajá feliz fin de semana y que gane Colombia o que pierda Perú. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s