CUIDANDO A NUESTRAS OVEJAS

Génesis 33:14 Pase ahora mi señor delante de su siervo, y yo me iré poco a poco al paso del ganado que va delante de mí y al paso de los niños, hasta que llegue a mi señor a Seir. 

Qué buena historia de dos hermanos que en el pasado tienen inconvenientes y que ahora se reconcilian, Esaú se entera que su hermano Jacob vuelve a su tierra y este corre a su encuentro, le abraza y lloran juntos. Génesis 33:4 Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron.

Esaú no tiene idea de ganado y de su cuidado, Esaú va a caballo y piensa que Jacob le puede seguir a su ritmo, le dice anda, vamos yo iré delante de ti, a lo que Jacob le responde los niños son tiernos, tengo ovejas y vacas paridas y si las fatigo en un día morirán todas la ovejas, Génesis 33:12-13. Así que Jacob le dice que vaya adelante, que él va al paso del ganado, al paso de los niños, hasta llegar a Seir. 

Jacob es un buen pastor y sabe hacer su tarea en cuanto al cuidado de su rebaño, el conoce sus ovejas y va al paso de cada una de ellas, poco a poco hasta llevarla a su destino.

Mucho que aprender los que tenemos ovejas al cuidado o los que somos padres y es de conocerlas, de atenderlas, de cuidarlas, de enseñarles y de ir al ritmo de ellas, es necesario que cada oveja queme o pase por cada etapa, no podemos acelerar su ritmo, o saltar etapas para que maduren más rápido porque entonces tendremos problemas más adelante con ellas, hasta el punto de morir y perder una gran cantidad de tiempo, de recursos y sólo porque no hicimos la tarea como es debido.

Proverbios 27:23 Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, Y mira con cuidado por tus rebaños; 

Diligente es aquel que pone mucho interés, esmero, rapidez y eficacia en la realización de un trabajo o en el cumplimiento de una obligación o encargo.

Estado tiene que ver con la situación o modo temporal de una persona o cosa.

Así que Dios manda que pongamos mucho interés, esmero, rapidez y eficacia en conocer la situación de nuestras ovejas, de nuestros hijos, y mirar con cuidado por ellos. Debemos estar alerta en cada etapa guiándolos con sabiduría, y estorbándoles cada vez que quieran desviarse del camino.  

Mis hermanos la tarea es grande y si las queremos llevar nuestras ovejas a un buen destino tenemos que ser diligentes y cuidadosos, recuerda que daremos cuenta por ellas.

¿Cómo vas con tus ovejas?

¿Cómo vas con tus hijos?

¿Conoces el estado de ellos, los guías con sabiduría en cada etapa, los estorbas haciéndolos volver al buen camino, o son ellos mismos los que controlan su vida?

Y ajá nos vemos mañana. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s