¿CUAL ES TU EXCUSA?

Éxodo 3:10 Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel. 

Esta mañana llamaba mi atención lo claro que habla Dios a Moisés y la actitud de Moisés al llamado que Dios le ha hecho, Dios ha escuchado el clamor de su pueblo por las duras tareas impuestas, así que Dios le habla a Moisés a través de una zarza ardiendo y le dice que venga, que lo va a enviar a Faraón para que saque de Egipto al pueblo de Israel, el cual está sufriendo por la opresión que ejerce los egipcios sobre ellos.

Pero la actitud de Moisés es de quejarse y de buscar excusas para no obedecer la Palabra de Dios.

La primera excusa de Moisés es decirle a Dios ¿quién soy yo? Éxodo 3:11 Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?  Lo primero que debemos entender es que cuando procedemos a obedecer la Palabra de Dios ya no somos nosotros sino Dios actuando en nosotros, nosotros sólo somos instrumentos de Dios. Éxodo 3:12 Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo;

La segunda excusa de Moisés es; y si los hijos de Israel me preguntan quién me envió que les digo Éxodo 3:13 Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé? Tremendo Moisés no conocía a Dios y tiene razón Moisés y por eso su actitud ante la Palabra de Dios y por eso Dios se presenta y le dice quién es Dios. Éxodo 3:14-15 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos. Debemos entender que jamás podremos obedecer a Dios sino le conoces, es necesario que le conozca y tengas una intimidad con el de Padre a hijo para que puedas escuchar su Palabra y poderla obedecer.

La tercera excusa de Moisés tiene es que dice que el pueblo no le creerá. Éxodo 4:1 Entonces Moisés respondió diciendo: He aquí que ellos no me creerán, ni oirán mi voz; porque dirán: No te ha aparecido Jehová. Y de pronto tenga razón, muchas veces nos encontraremos con gente que no creé en la Palabra de Dios, por eso no podemos sacar la Biblia, entonces es cuando nosotros somos su Biblia, exponiendo nuestro testimonio de lo que Dios ha hecho en nuestra vida. Así que Dios hace dos milagros en Moisés para que tenga un testimonio que contar. Éxodo 4:2-8 Y Jehová dijo: ¿Qué es eso que tienes en tu mano? Y él respondió: Una vara. El le dijo: Echala en tierra. Y él la echó en tierra, y se hizo una culebra; y Moisés huía de ella. Entonces dijo Jehová a Moisés: Extiende tu mano, y tómala por la cola. Y él extendió su mano, y la tomó, y se volvió vara en su mano. Por esto creerán que se te ha aparecido Jehová, el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob. Le dijo además Jehová: Mete ahora tu mano en tu seno. Y él metió la mano en su seno; y cuando la sacó, he aquí que su mano estaba leprosa como la nieve. Y dijo: Vuelve a meter tu mano en tu seno. Y él volvió a meter su mano en su seno; y al sacarla de nuevo del seno, he aquí que se había vuelto como la otra carne. Si aconteciere que no te creyeren ni obedecieren a la voz de la primera señal, creerán a la voz de la postrera.  Recuerda que somos Biblias con patas y le gente nos está leyendo, Dios usará nuestro testimonio para que la gente crea en Dios. ¿Cómo es tu testimonio, tienes un testimonio que contar?

La cuarta excusa de Moisés es que era tartamudo, y no se expresa bien.  Éxodo 4:10 Entonces dijo Moisés a Jehová: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua. Moisés aún no ha entiendo que Dios está con él y que solo debe obedecer y Dios toma el control del momento. Éxodo 4:11-12 Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová? Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar. Debemos en tender que Dios es Dios en los cielos pero también en la tierra y que el irá adelante haciendo la obra por nosotros.

La quinta excusa de Moisés es que le dice a Dios que él no es el indicado. Éxodo 4:13 Y él dijo: ¡Ay, Señor! envía, te ruego, por medio del que debes enviar. Moisés se está quedando sin excusas así que por ultimo le dice yo no soy la persona idónea para realizar tu mandato, ¿Moisés un asesino ser utilizado por Dios? si Dios se fijara en lo pecador que somos entonces todos estaríamos descalificados, pero como Dios lo que ve es a Jesús en nosotros y nosotros siendo justificados por su Hijo nos hace apto para obedecer cualquier mandato de Dios, entonces tanto Moisés un asesino como cualquiera de nosotros, Dios nos hace apto para ser parte de su obra. Éxodo 4:14-16 Entonces Jehová se enojó contra Moisés, y dijo: ¿No conozco yo a tu hermano Aarón, levita, y que él habla bien? Y he aquí que él saldrá a recibirte, y al verte se alegrará en su corazón. Tú hablarás a él, y pondrás en su boca las palabras, y yo estaré con tu boca y con la suya, y os enseñaré lo que hayáis de hacer. Y él hablará por ti al pueblo; él te será a ti en lugar de boca, y tú serás para él en lugar de Dios. Al final Moisés no tenía nada que hacer solo obedecer y Dios estaría en control de toda la obra que él iba hacer.

 ¿Cuál es tu excusa para no obedecer a Dios lo que te ha pedido? Moisés sacó muchas excusas y Dios le fue dando solución a cada una de ellas, que entendamos que tenemos todas las herramientas para realizar la obra encomendada por Dios, que es un privilegio estar en el centro de la voluntad de Dios haciendo la tarea encomendada. Cada uno decide si le va obedecer o no a Dios, pero de algo si estoy seguro, lo mejor está por venir y su galardón con él y yo no lo me pienso perder.

Recuerda Jesús va adelante y el estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

Mateo 28:18-20 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s