UNA ORACIÓN CON PROPOSITO

1 de Samuel 1:11 E hizo voto, diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza.

Esta mañana empezando el libro de Samuel, llamaba mi atención  la vida de Ana la cual es esposa de Alcana y Alcana tenia aparte de Ana otra mujer llamada Penina, esta le había dado muchos hijos a su esposo, mientras que Ana no había podido tener hijos.

Ella un día llora amargamente delante de Dios y le dice que si le da un hijo varón, ella lo dedicará a Jehová todos los días de su vida.

Y llamaba mi atención la oración de Ana lo cual pide un hijo con el propósito de que sea para Dios, un hijo que le sirva en el ministerio, un hijo que haga parte del avance de su reino. Fue una oración conforme a la voluntad de Dios, lo que Dios espera que en cada cosa que nosotros le pidamos a Dios sea con el propósito de honrarlo y glorificarle a él, ésta mujer pidió un hijo para Dios, para su servicio, hoy la humanidad pide hijos y tienen hijos pero para el servicio del mundo, estamos entregando nuestros hijos a un mundo perdido criándolos enfocados a que sirvan al mundo y no para Dios. Debemos preguntarnos  para quien o para que estamos criando nuestros hijos, a quien se lo estamos entregando, lo que Dios espera es que le dediquemos nuestros hijos a él, que se los entreguemos en sus manos y que sea él quien haga, quien levante para que le sirvan a Dios.

¿Por otro lado que pides y con qué propósito? cualquier cosa que pidas a Dios, pregúntate para que lo quieres, con que propósito, ojala lo que pidas tenga propósito eterno, sea para glorificarle y honrarle a Dios, si es así Dios cumplirá tu petición en el tiempo de Dios.

1 de Juan 5:14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

También llamaba mi atención que después que Ana lloró y oro a Dios por su aflicción, ella descanso en el Señor y solo espero que Dios cumpliera su oración. 1 de Samuel 1:18 Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comió, y no estuvo más triste. Es lo que Dios espera también, que tengamos fe en que Dios escucho nuestra oración y que Dios la cumplirá, que descansemos en el, que descarguemos nuestras cargas en él y confiemos que el hará.

Y ajá nos vemos mañana. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s