EN EL DESIERTO

Pasando por el capitulo 21 de Génesis Dios me resaltaba la tarea que tenemos como esposos y líderes de nuestro hogar, también la tarea grande que tienen esas mujeres guerreras que son madres cabeza de hogar, pero también la tarea que tiene cada hijo, cada creyente hijo de Dios.

Abraham decide echar de su lado a Agar y a Ismael por los inconvenientes que se vienen presentando con Sara e Isaac.

Génesis 21:14-16 Al día siguiente, Abraham se levantó de madrugada, tomó un pan y un odre de agua, y se los dio a Agar, poniéndoselos sobre el hombro. Luego le entregó a su hijo y la despidió. Agar partió y anduvo errante por el desierto de Berseba. 15 Cuando se acabó el agua del odre, puso al niño debajo de un arbusto 16 y fue a sentarse sola a cierta distancia,[a] pues pensaba: «No quiero ver morir al niño». En cuanto ella se sentó, comenzó a llorar desconsoladamente.

Bueno vemos que Abraham se levanta temprano y le da pan y agua para el camino y lo despacha, y ya en el desierto lo que vemos es que el agua les faltó, no fue suficiente para el desierto que tenían que pasar. Al punto que ella decide dejar al muchacho debajo de un arbusto y alejarse para no verlo morir.

Dios ha permitido en estos días no podernos reunirnos como iglesia, los discipulados están parados, las misiones están quietas y ¿qué vamos hacer en medio del desierto espiritual?

  • Abraham debió asegurarse de que nos les faltase agua en el desierto a su familia, y como esposos y líderes de nuestro hogar que nunca le falte agua a nuestra familia, porque hemos dejado de hacer la tarea, que siempre nosotros estemos llegando a la fuente a la Biblia para llenarnos de ella para entonces poder pastorear y dar de esa agua a los nuestros, ahora que no tenemos la iglesia, que no tenemos el discipulado, nosotros debemos sustentarlos y guiarlos en medio de las circunstancias.
  • Me llama la atención la situación de Agar, ella ya sola con su hijo, y como madre cabeza de hogar tiene la responsabilidad de alimentar a su hijo, de dar la Biblia y sustentarlo en medio de la situación, pero su actitud no es la correcta, dejando su hijo sólo hasta que muera, este mundo va tratar de fascinarlas de distraerla con tal de que se aparte de Dios y así fue con Agar ella no veía la fuente, no llegaba a la fuente y es en el v.17 cuando Dios llama su atención y en el v.19 le abre los ojos para que vea la fuente y ella va toma de la fuente y da a su hijo. En este tiempo mamás guerrera no bajes la guardia y llega cada mañana alimentarte para entonces puedas alimentar y guiar a tus hijos.
  • Por último, la situación del hijo, de ese creyente, Dios va permitir desiertos en nuestras vidas y finalmente ya no será la fe de nuestros padres, sino que debe ser nuestra propia fe, nosotros, cada uno tomando la decisión de buscar a Dios, de llegar a la fuente, Dios espera que lo que hemos aprendido por años, lo vivamos cuando ya papá y mamá ya no están y estemos sólo en medio de un mundo que nos va a tratar de consumir y lo último que Dios quiere es que te eches a morir y tengas una vida desperdiciada para Dios. Sino por el contrario que seamos esas palmeras en medio del desierto con esas raíces grandes y fuertes que se saben alimentar y mantenerse brillando en este mundo.

Amigo, amiga Dios use este devocional para animarnos a permanecer en su Palabra y hacer la tarea en comendad, a repasar las lecciones que hemos recibido, meditando en cada una de ellas y aun haciendo ajustes en nuestras vidas de lo que hemos sido enseñados. Un abrazo Dios les guarde.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s